Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 2/11/10

De otra manera

Ana Tortosa (Texto) & Mónica Guitérrez Serna (Ilustraciones)

Thule Ediciones

Álbum ilustrado

Año de edición: 2009

ISBN: 978-84-92595-31-0

28 pp

Hay días que parecen de oscuridad eterna, días de lluvia intensa y gris en los que uno cree que nunca escampará; horas que se hacen eternas; momentos en los que uno se siente solo, vacío y gris y piensa que esa enfermiza melancolía no remitirá jamás; atrapado en un callejón de tristeza de aparente sin salida.

Pero hay otros días en los que sientes que eres sólo luz, en que abres las puertas y ventanas y entra una brisa suave que acaricia y despeja las sombras, desterrando el silencio y los deseos de claustrofobia. Y las cosas se ven, se perciben, se sienten De Otra Manera, como le sucede a la pequeña protagonista de este álbum ilustrado.

De Otra Manera adopta la forma de bello poema sencillo y a la vez muy profundo, en el que nos podemos reconocer tanto adultos como pequeños: los monstruos de la habitación cuando intentamos dormir se transforman cuando llegan la mañana en formas y colores que desprenden luminosidad y alegría; si hay días que nos sentimos solos o faltos de cariño, pronto aparecerá alguien que es capaz de aportarte el gramo de ternura necesario para sentirnos plenamente acompañados o apoyados. Y muchos sabemos que el vértigo depende muy mucho de la distancia o la situación del que mira, que sólo cuando descubrimos que no necesitamos apoyarnos continuamente en los demás para sentirnos bien es cuando por fin sentimos que hemos madurado y somos por fin absolutamente libres. A través de la superación de sus miedos y recelos, la niña ha aprendido a sentirse mejor, menos vulnerable, más segura de sí misma, igual que nos ha pasado a muchos de nosotros en algún momento de nuestra vida.

Las ilustraciones de Mónica Gutiérrez Serna apoyan el texto (versos muy breves) de manera excepcional, mezclando círculos rojos, papeles pintados, alternando tonos grises con colores luminosos; escenarios donde las sombras dan paso a las luces de acuerdo con el estado de ánimo concreto de la protagonista en cada momento de la narración.

© Joseph B Macgregor

Anuncios

Read Full Post »

CON ANUNCIO

(Con anuncio, 2009)
Rosa Ribas

Editorial Viceversa

1ª edición Septiembre 2009
ISBN: 978-84-92819-09-6
398 páginas

Opinión

Tras el buen sabor de boca que me dejó ENTRE DOS AGUAS , primer caso de la la comisaria Cornelia Weber-Tejedor, residente en Francfort, de madre española y padre alemán, tenía bastante ganas de leer CON ANUNCIO, segundo título de la serie y la verdad es que no sólo no me ha defraudo sino que ha superado con creces el libro anterior. En esta ocasión, me encuentro con una obra mucho más sólida y en la que la intriga es esgrimida con mano maestra desde principio a fin. Como sucedía con ENTRE DOS AGUAS, no se trata tan sólo de una novela policíaca entretenida y muy intrigante sino que además me ha parecido que toca unos temas de gran importancia y en algún caso de enorme profundidad.

CON ANUNCIO funciona sobre todo como novela policíaca de corte clásico; es decir de aquella en la que lo más importante es descubrir al asesino y éste resulta ser no un Serial-Killer sino uno de los personajes principales o secundarios que han aparecido a lo largo de la historia. Y para que una novela de estas características sea realmente buena debe de tener dos condiciones; a saber: un investigador con personalidad y atractivo para el lector y que el culpable no pueda ser descubierto hasta prácticamente el último capítulo, premisas que pienso cumple a la perfección el segundo caso de la comisaria Cornelia Weber-Tejedor.

Pero hay varios aspectos que evitan que esta novela aparezca como un texto entretenido y ameno pero para nada plano o superficial.

Al principio da la impresión que el nuevo caso de Cornelia Weber-Tejedor nos va a servir para conocer un poco mejor los entresijos del mundo de la publicidad, sobre todo de aquella que va asociada con acontecimientos político-sociales como es el caso de la campaña de la empresa Baumgard & Holder, en la cual se intenta presentar la ciudad de Frankfurt como un ejemplo de tolerancia, liberalidad y convivencia. Pero este proyecto no parece ser del agrado de asociaciones filo-nazis como Alemania Limpia por lo que los miembros de la empresa comienzan a recibir anónimos con amenazas. Cuando algunas de estas se llevan a cabo por fin, la comisaria se verá obligada a integrarse dentro de la empresa publicitaria y convivirá con el personal que trabaja en ella para tratar de encontrar respuestas e investigar el asunto. Así, todo esta parte de la novela nos sirve para conocer los tejes y manejes de este tipo de empresas: los celos, las envidias, los rencores, etc. Y parece que la narración va a ir definitivamente por esos derroteros.

Pero cuando se produce el asesinato de Sperber, un alto cargo, de Baumgard & Holder, presuntamente como “castigo” por ser homosexual, comienza una ardua investigación en la que resulta tremendamente complicado llegar a formular unas conclusiones satisfactorias sobre las causas del homicidio y sobre la identidad del autor real del crimen.

A partir de este momento la novela me parece doblemente interesante. En primer lugar, conocemos como algunas organizaciones de tipo racista, xenófobo y/o nazi están formadas (como sucede con Alemania Limpia) por personas “normales y corrientes”; no necesariamente este tipo de pensamientos tienen porque estar asociados a skins de cabeza rapada sino en personas que se sienten profundamente alemanas, amantes de las tradiciones o del folklore de su país. Y en segundo lugar, y asociado en parte con la anterior, descubrimos que esa ciudad tan tolerante, tan liberal y tan políticamente correcta como Frankfurt un sector bastante mayoritario de la población aun tiene todavía bastante prejuicio para aceptar a los homosexuales. Aparentemente sí pero cuando se profundiza de verdad lo cierto es que pocos aceptan tener un familiar o un amigo homosexual. Y estos, en algunos casos, siguen sufriendo verdaderos conflictos personales ya que les resulta complicado atreverse a “salir del armario”, por lo que se ven obligados a llevar una doble vida. Aunque la novela se desarrolla en Alemania, pienso que trata temas universales o al menos que siguen atañendo a gran parte de la población de la UE.

En general, un aspecto que está también bastante presente a lo largo de la novela es la importancia del factor humano a la hora de ralentizar, hacer avanzar o directamente bloquear la investigación que lleva a cabo la comisaria en compañía de su fiel Müller. Así los propios prejuicios de Cornelia (en este caso, contra un compañero de investigación chulo y reaccionario)la condicionan a la hora de tomar decisiones o llegar a conclusiones acertadas.

Finalmente, la resolución del caso nos viene a recordar los complicadas que son las pasiones humanas Pero además, en mi caso me sirvió para confirmar algo que llevo pensando hace mucho tiempo y que tiene que ver con la manía que tenemos los seres humanos de clasificar a las personas en compartimentos estancos: hombre, mujer, homosexual, lesbianas, canis ,perriflautas, etc. Cuando en realidad somos tremendamente complejos y en la mayoría de los casos del todo inclasificables.

© Joseph B Macgregor

Read Full Post »

 

TRATADO DEL BUEN USO DEL VINO SEGUIDO DE LOS SUEÑOS RARÍFICOS DE PANTAGRUEL

(Traktatus o prípadném pití vína, 2009)

François Rabelais

Traducido del francés por Julieta Lionetti.

Año de edición: 2009

Primera edición: marzo de 2009

Género: Novela clásica y satírica + Libro ilustrado

ISBN: 84-96614-71-9

ISBN-13: 978-84-96614-71-0

168 Páginas


Argumento

Tratado del buen uso del vino y Los sueños raríficos de Pantagruel son dos obras breves atribuidas dudosamente a François Rabelais, inéditas hasta ahora en nuestro idioma. La primera de ellas es un divertido manual en el que se nos informa sobre los buenos méritos del vino a través de los consejos de un presunto maestresala de Pantagruel.

Los sueños raríficos de Pantagruel, en cambio es un libro que carece de texto alguno. Cada página aparece ilustrada son una serie de imágenes esperpénticas, monstruosas, y caricaturescas – en todo caso claramente provocadoras, dada la época en la que presuntamente fueron realizadas – y quizá pudieron servir de posterior inspiración en la obras de célebres pintores, escritores o poetas; Cervantes y El Bosco como ejemplos más evidentes.

Opinión

El tratado del buen uso del vino ha suscitado siempre bastantes discusiones entre los expertos conocedores del autor de Gargantúa y Pantagruel ya que no terminan de ponerse de acuerdo sobre la autoría real de la obra en cuestión. Sucede que no existe versión original en francés del Tratado sino una única traducción en checo – Traktatus o prípadném pití vína – firmada por Martin Graus de Krausenthal por lo que se plantea la duda de si éste debe considerar tan sólo como una traducción sin más, cómo una adaptación libérrima del original rabelesiano o bien como una variación sobre un tema apuntado por el autor francés. Para la edición española, sin embargo, se ha tomado como referencia la traducción al francés que sobre la versión checa hicieron en la prestigiosa editorial Allia.

Desde mi punto de vista, el texto conecta perfectamente con los libros más conocidos de Rabelais, Gargantúa y Pantagruel. Ya desde el comienzo se nos informa que cómo el Tratado ha sido escrito por Maese Alcofibras, quién se auto-presenta como maestresala del gran Pantagruel. Refuerza aún más esta evidencia el hecho de que Alcofibras Nasier es el seudónimo bajo el cual Rabelais publicó Gargantúa y parte de Pantagruel.

Por otro lado, el contenido de la obra esta relacionado directamente con el grito de guerra del voraz gigante, “¡A beber! ¡A beber!”, quién defendía a su vez la teoría de que “La vida es el vino del hombre“.

Parece incuestionable por tanto que estos consejos están especialmente pensados para animar a los bebedores pantagruélicos a continuar con tan “sana” afición. Según el maestresala, el vino cura las enfermedades interiores, nos aporta unas “heces firmes” y es ideal beberlo por las mañanas hasta que nos provoque el vómito para así limpiar nuestra tripa y emprender con alegría una nueva jornada. De igual modo, Alcofibras nos alerta también sobre todas aquellas cosas que nos pueden impedir el disfrute del vino- las mujeres, el agua y el trabajo – aportando prácticos consejos para evitar que tal cosa suceda.

Y está muy claro: lo que distingue al hombre de las bestias es que somos capaces de bebernos los que nos echen. Además tal cosa cuenta con el beneplácito divino. Acordaos si no de Noé, por ejemplo o del Eclesiastés: “El vino alegra la vida“, (Qo, 10:19); pero también con el de filósofos griegos como Pitágoras que no sólo vivía dentro de un tonel sino que además era adicto al vino de Palermo. De este modo, justifica el maestresala las virtudes del vino y yo estoy totalmente de acuerdo con él.

En una época en la que si te pillaban borracho en la vía pública te podían amputar una oreja, un texto como éste sin duda tiene un alto componente de provocación; una sátira breve pero demoledora contra las instituciones, la religión católica, los usos y costumbres, etc.

Se desconoce también si fue realmente Rabelais o no el autor de Los sueños raríficos de Pantagruel así como cuál fue el motivo que le llevó a realizar un libro tan extraño o insólito como éste. Tampoco se sabe a ciencia cierta el significado que quiso darle a cada una de las imágenes que ilustran la obra, aspecto éste que da lugar a diferentes teorías que van desde los que le dan una interpretación satírica hasta lo que le dan un valor mágico e incluso diabólico.

Es indudable, eso sí, que cada ilustración encierra un misterio por si sola, un enigma que desvelar, una suerte de esperpéntico jeroglífico en el que animales, bestias y objetos adquieren forma humana…o viceversa, personajes presuntamente humanos nos regalan ambiguas caracterizaciones en las que se entremezclan rasgos animales con trozos de objetos, luciendo además una colección de miembros espectacularmente desproporcionados (manos, cabezas, falos, etc.); seres monstruosos pero a la vez divertidos o inquietantes, producto quizá de la pesadilla de un borracho o nacidos de un permanente estado de resaca.

© Joseph B Macgregor

Read Full Post »

 

Exploradores del abismo

(Exploradores del abismo)

Enrique Vila-Matas

Editorial Anagrama

Colección: Narrativas hispánicas

Año de publicación: 2007

Primera edición: septiembre 2007

© Enrique Vila-Matas, 2007

© Editorial Anagrama, S.A. 2007

Género: Cuentos / Relato breve

ISBN: 978-84-339-7155-5

287 páginas

Argumento

Este libro surge de una crisis personal del propio Vila-Matas, que lo enfrentó directamente con el abismo. Hace dos años, el escritor barcelonés experimentó tras la publicación “Doctor Pasavento” una insólita sensación de callejón sin salida y estuvo a punto de caer por el precipicio (literariamente hablando). Pero reaccionó y empezó a escribir estos dieciocho cuentos (y un epílogo), convirtiéndose el mismo también en un explorador de su propio vacío.

Sus protagonistas son definidos por su creador como exploradores del abismo. Estos se dedican a investigar sobre la nada y han elegido por decisión propia, como una suerte de actitud vital, asomarse al vacío a ver que hay: “Fuera de aquí, tal es mi meta” (cita errónea atribuida por el autor a F. Kafka).

Aunque en un principio pudiera pensarse lo contrario, estos exploradores del abismo no tienen nada que ver con el nihilismo. Según Vila-Mata son personas optimistas que en un momento concreto de sus vulgares vidas se ven abocados peligrosamente a caminar, haciendo equilibrios, por el borde del precipicio. Al sentirse inmersos en este inquietante conflicto, se sienten motivados a indagar que hay fuera de aquí, o más allá de los límites en los que sobreviven cotidianamente. Es decir no son seres pasivos (nihilistas) sino que la búsqueda que llevan a cabo les incita a salir de si mismos, es decir, a iniciar una actividad que en algunos casos puede estar dirigida hacia el exterior (un viaje) o en otros será una experiencia mental o emocional (la del viajero galáctico).

En algunos casos, el abismo es el eje central del cuento pero en otras ocasiones éste es sólo una excusa para escribirlo. De igual modo, no todos los exploradores son iguales ni encuentran las mismas soluciones para salvar el precipicio. El sentido del humor, la imaginación, el viaje, el desenmascaramiento de los “falsos” exploradores del abismo, la invisibilidad, la creación literaria, las obras de arte (escasas) o vivir otras vidas (sugeridas a través de una narración ficticia de la que somos protagonistas) son algunas de las respuestas que se sugieren en cada uno de estos relatos.

Opinión

Cómo me sucede casi siempre que leo algún libro de relatos/cuentos breves no todos los cuentos incluidos me motivan de igual manera o me provocaron idéntico interés, aunque el balance final haya sido muy positivo. De los incluidos en “Exploradores del abismo” hay varios que considero absolutamente geniales:

  • Niño: O los problemas de un padre con su hijo, un “falso” explorador del abismo, un embaucador, un farsante…que hace teóricamente de la exploración del vacío su razón de ser. Pero es sólo una excusa para sacar dinero a su padre, para estafarlo.
  • Amé a Bo: un cuento de ciencia-ficción; mezcla de dos universos claramente complementarios el del escritor ruso Stanislaw Lem y el del propio Vila-Matas
  • Fuera de aquí: un admirable homenaje a Chejov, pero pasado por el tamiz de “VilasMatiano”, en donde, como sucedía en Niño, el autor realiza una reflexión sobre las relaciones familiares.
  • Porque ella me lo pidió que es Vila-Matas en estado puro y en el que se habla una vez más de las relaciones entre creación literaria y vida.

Pero todos, absolutamente todos me han llamado la atención por algún motivo. Quizá los títulos que no aparecen en mi lista de “favoritos” no están porque no veo (o al menos yo no lo he sabido apreciar) la relación de los personajes con el abismo o cuál es la solución que encuentran para salvarlo.

Desde mi punto de vista este libro funciona como una serie de relatos cortos (algunos son más ensayos que narraciones) que pueden leerse de forma independiente pero también como un conjunto de textos que poseen cierta continuidad, a modo de piezas de un puzzle que encuentra finalmente un sentido global en la exploración del abismo. Su punto de confluencia no es sólo temático sino que se consigue también a través de una serie de personajes que actúan a modo de cameo en la mayor parte de los cuentos, principalmente dos: el equilibrista Maurice Forest-Meyer o Delia Dumarchey, la mujer tuerta con ojo de cristal, que actúan a modo de símbolo del que se mantiene en equilibrio entre el borde del abismo y el precipicio (el propio Vila-Matas).

Y es que en el fondo “Exploradores del abismo” habla de lo que han hablado siempre las novelas de Vila-Matas de las relaciones entre literatura y vida, entre lo onírico y lo vital y o sirviendo de vehículo para describir o expresar los conflictos entre narrador / personajes y autor, que coinciden con los del propio escritor. Novelas que hacen de lo metaliterario su razón de ser. Al fin y al cabo “Exploradores del abismo” nace (como todas las novelas de Vila-Matas) de una inquietud inicial del autor y para tratar de dar salida a sus dudas metaliterarias y /o existenciales.

Me ha gustado mucho. Y esto me sirve como excusa para hablar de lo que considero literatura y lo que no lo es tanto (o al menos es “otra cosa”) para mí. “Exploradores del abismo” es un libro que podrá gustar más o menos pero en el que al menos hay una intención clara por parte de su autor de “hacer arte”.

Debido a mi compromiso con “Anika entre Libros” me veo en la tesitura (por opción mía personal) de leer diariamente todo tipo de libros (desde ensayos más o menos mediáticos o de actualidad hasta libros infantiles o juveniles, pasando por la novela de moda de turno o el libro de pura evasión). Todo esto nace por mi afición desmesurada por la lectura. Pero claramente sé distinguir cuando me encuentro con algo, como sucede en el caso de Vila-Matas que me provoca emociones diversas, con el que experimento un auténtico placer por el párrafo bien cuidado, por las reflexiones existenciales de gran calado, que invitan el continúo subrayado (con rotulador fluorescente) Es la grata sensación que produce la obra bien hecha, que aunque pueda ser escrita para un público muy concreto (todo se vende), pone por encima las inquietudes del autor, sus deseos de expresarse, de modas o lo puramente comercial.

Muchas veces leyendo algunos de estos libros siento que debajo de ellos no hay más que vacío y quizá la lectura de “Exploradores del abismo” (o de otros títulos más “artísticos”) me sirven de vez en cuando como desahogo, ante tanto libro de género (el cual también aprecio si realmente es mínimamente entretenido o si cumple la función para la que fue creado). Quede claro que no desprecio esta “otra literatura”. Sería un contrasentido por mi parte. Sólo que realmente libros como este son los que me hacen crecer o me llenan como lector y los otros me pueden entretener, divertir, interesar (o no), pero el sentimiento que me produce es mucho menor calado emocional. Es decir que si en alguna reseña anterior habéis visto que he calificado a un libro de evasión como EXCELENTE (por ejemplo LA SEPTIMA M), no significa que para mí sea una obra maestra o algo similar, sino que considero que ha cumplido de manera excepcional con las intenciones del autor/a o con las funciones para las cuales fue creado o escrito.

Nada más.

© Joseph B Macgregor

Read Full Post »

Pólvora negra

(Pólvora negra)

Montero Glez

Editorial Planeta

Colección Autores Españoles e Iberoámericanos

Año de publicación: 2008

Primera edición: abril 2008

© Monter Glez, 2008

© Editorial Planeta S. A. 2008

Género: Novela histórica

ISBN: 978-84-08-07875-3

Páginas: 245

Argumento

Esta novela obtuvo el Premio Azorín de Novela 2008 convocado por la Diputación Provincial de Alicante y Editorial Planeta.

Madrid es una fiesta: Alfonso XIII y la reina Victoria Eugenia acaban de contraer matrimonio en la iglesia de San Jerónimo. Cuando los recién casados marchan de regreso al Palacio Real, el anarquista barcelonés Mateo Morral lanza una bomba oculta en un ramo de flores a la carroza donde viajan los reyes y que explosiona finalmente frente al número 88 de la calle Mayor de Madrid. Los monarcas consiguen salir ilesos del atentado pero como consecuencia de la explosión mueren o resultan heridos algunos miembros del séquito real y muchas de las personas anónimas que contemplan el cortejo.

Opinión

Mateo Morral ha pasado a la Historia como un loco enamorado que por despecho lanza una bomba. Pero esta es la “leyenda” que a las autoridades de la época les interesó popularizar. “Pólvora negra” es un intento de hacer justicia al personaje en cuestión describiendo, a lo largo de los capítulos del libro, las verdaderas razones que le llevaron a atentar contra los reyes y subrayando además que dicho atentando no fue producto de un acto impulsivo o irreflexivo de un loco sino que estuvo bastante bien orquestado, contado además con “apoyos importantes” que iban más allá del exaltado fanatismo de un solo hombre o de una pequeña célula radical.

Los capítulos dedicados a la odisea de Mateo se alternan con otros protagonizados por el teniente Beltrán que aparece primero ocupado de la protección de los monarcas durante la ceremonia nupcial y empecinado después en capturar como sea a Morral aunque para ello tenga que utilizar métodos “poco ortodoxos”.

Pienso que con “Pólvora Negra” Montero Glez consigue plenamente rehabilitar la figura de Mateo Morral aunque, desde mi punto de vista, es mucho más interesante el personaje del teniente Beltrán, un tipo de lo más repulsivo e indeseable pero que percibimos como bastante veraz también. No es ningún filántropo y su interés por cumplir con su misión nace más bien del profundo desprecio que siente por la Familia Real, por sus superiores, por la gente del barrio, por los anarquistas, los comunistas… y por el ser humano en general. Por eso, los capítulos en los cuales aparece Beltrán me parecieron mucho más interesantes y motivadores que los dedicados a Mateo Morral, aunque pienso que narrativamente Montero Glez consigue equilibrar perfectamente las dos tramas e integrarlas de manera adecuada en una narración algo compleja ya que alterna presente y pasado de manera algo desordenada, sobre todo al principio.

Aparte del acierto del teniente Beltrán otro aspecto que me ha impresionado muy positivamente es el modo en como Montero Glez cuenta la historia, diseccionando con suma habilidad ambientes y personajes en los que la suciedad, el hedor, lo feo, lo cutre, lo escatológico y lo miserable está siempre presente tanto en los escenarios en los cuales se desarrolla la acción como en sus protagonistas.

Por otro lado, “Pólvora negra” me transmite también mucha rabia a través de la figura del teniente Beltrán principalmente pero no sólo por él. Da la impresión que hay un momento en que toda la tensión acumulada a lo largo la historia intenta encontrar una vía de escape y entonces cuando el tono narrativo va adquiriendo gradualmente tintes cada vez más violentos o agresivos.

Así, Montero Glez se fija en lo peor del ser humano y esto parece que es lo que más le interesa reflejar a lo largo de la novela. Por eso, en sus descripciones mezcla un cierto tono arrabalero o costumbrista con un sentido valleinclanesco de la poética, en donde lo esperpéntico y la caricatura estrambótica campa a sus anchas. Todo esto se traduce en una novela bastante densa pero en la que el envoltorio narrativo está muy cuidado y bastante trabajado, es decir: que se ve claramente que no ha surgido de la improvisación ni de la inspiración del momento.

© Joseph B Macgregor

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: