Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 7/11/10

Reseña de JOSEPH B MACGREGOR

Esta novela corta está basada en hechos reales: Ricardo Alberto Barreda (16 de junio de 1936), es un odontólogo argentino de la ciudad deLa Plata, quien se hizo conocido en 1992 por asesinar a su esposa, hijas y suegra. Efectivamente el 15 de noviembre, en la casa de Calle 48 entre 11 y 12 en La Plata, con una escopeta mató a su mujer, Gladys McDonald (de 57 años), a su suegra Elena Arreche (de 86 años) y a sus dos hijas Cecilia (de 26) y Adriana (de 24) eran odontóloga y abogada respectivamente. En 1995 fue condenado a prisión perpetua. Estando en la cárcel comenzó a estudiar Derecho, y formó pareja con una mujer, Berta “Pochi” André , que conoció por carta. En el 2008 le concedieron el beneficio del arresto domiciliario, por su buena conducta y por ser mayor de 70 años. Así, el 23 de mayo, Ricardo Barreda salió de la Cárcel de Gorina bajo el beneficio de prisión domiciliaria, para vivir con su novia en el barrio de Belgrano de Buenos Aires (Fuente: Wikipedia).


La historia fabula sobre los acontecimientos posteriores a su salida de prisión, cuando Barreda se ha convertido en todo un fenómeno mediático, una suerte de héroe nacional, y es tentado para que se presente en la listas como candidato a las elecciones presidenciales por el doctor Ruckauf, mefistofélico personaje real que desempeñó diversos cargos políticos, incluido el de Vicepresidente durante el mandato de Menem y que en la novela dirige una “oscura” organización – La Fundación – encargada de sacar el máximo beneficio posible, mediáticamente hablando, del personaje en cuestión.


Y digo fabula porque efectivamente no nos encontramos con un obra realista como tal sino con una suerte de grand guignol, de farsa surrealista en la que la combinación de lo satírico y lo absurdo resulta tan eficaz como corrosiva. Barreda se convierte por obra y gracia de Ruckauf y La Fundación es un objeto de consumo. Cualquier cosa que éste diga o haga vende (un libro que no ha escrito aunque lleve su firma) o va a misa (una absurda ley matrimonial). El poderoso alcance mediático del personaje es aprovechado hábilmente por el Doctor y los suyos para alcanzar la presidencia del país.


Pero todo esto está contado en un tono bufo aunque no exento de profundidad. La narración avanza mediante la acumulación de capítulos muy breves que funcionan como secuencias cerradas, apoyadas por diálogos sencillos, de frases cortas, muy ágiles. Esto me trasmitió la sensación de estar leyendo una novela muy teatral, que podía ser representada sin grandes cambios de adaptación en un escenario. De hecho, la obra tiene algo de Ionesco y Boris Vian, sobre todo en el planteamiento de algunas situaciones o en el desarrollo de algunos diálogos. El trazado de los personajes es muy simple y esquemático y parecen más marionetas traviesas que seres humanos porque efectivamente a Colliard no le interesa escribir una reflexión dramática o radicalmente realista sobre la figura de Barreda. Más bien, a partir de este personaje real y de la enorme repercusión social que provocó su figura en Argentina, el autor intenta hacer una reflexión – mediante el humor y la caricatura esperpéntica – sobre la sociedad actual en la que la imagen es mucho más importante que quien uno es de verdad; una sociedad en la que compramos nos que nos venden con una cada vez más patente (y preocupante) irreflexión. Barreda es un asesino, un criminal, sin embargo eso no le impide transformarse en un ídolo de masas e incluso llegar a ser Vicepresidente de su país. Y como éste a todos se nos ocurren muchos ejemplos reales y que están de vigente actualidad.


JOSEPH B MACGREGOR

¡Aguante Barreda! puede leerse gratuitamente en:http://books.google.es/books?id=AfQIt7lEjpkC


Anuncios

Read Full Post »

RESEÑA de JOSEPH B MACGREGOR

 

Esta novela se hizo merecedora en 1971 del Premio Sésamo.Se publicó un año más tarde con una férrea intervención de la censura. La presente edición rescata el texto original del autor y,para información del lector, se indican las partes en su día cercenadas por la censura en gris y con un trazo horizontal (Nota del editor a la presente edición).

Julio Manuel de la Rosa, escritor  nacido
en Sevilla en 1935. Perteneció a una generación de nuevos narradores andaluces (Luis Berenguer, Alfonso Grosso, Fernando Quiñones, Vaz de Soto) que fue conocida como
los “narraluces”.

La acción se sitúa en Etruria, “metáfora y parábola del Sur de España. Podía estar localizada en el Aljarafe, donde estuvo el paraíso de mi infancia, que es el único paraíso que tenemos en la Tierra; un paraíso que fue profanado, un edén que fue asaltado por el falso progreso y que se convirtió en un gigantesco cementerio de árboles y dónde hoy hay urbanizaciones, piscinas, pistas de tenis y una inmensa cantidad de restaurantes.” Julio Manuel de la Rosa en “El Público Lee” (Programa del 28/02/2010).

La novela se estructura en 6 capítulos que describen diferentes historias protagonizadas por personajes distintos pero que suceden durante un fin de semana: Sábado, A. Sábado, B. Domingo, A. Sábado A. Domingo, A. Sábado, A. y cuyo único punto en común es que todos ellos están relacionados en mayor o menor medida con Don Luís Ordazpisos, grandes bloques de piso, exportador, puntos de escándalo, millonario, contrabandista” (pag 47). Cada una de las historias funcionan como las piezas de un puzzle que aportan diferentes puntos de vista – a modo de Contrapunto –  no sólo de un misma anécdota o situación sino sobre todo y principalmente del  hombre alrededor del  cual giran las vidas de la mayor parte de los personajes de cada una de las historias. Llama la atención que Ordaz nunca aparece in person sino a modo de mención o cita. Gracias a las víctimas conocemos  al  “verdugo“.

Aunque este libro se publicó censurado hace treinta y cinco años permanece todavía vigente; no se percibe como un libro “viejo” o “pasado de moda” no sólo porque personajes como Ordaz ( y muchos otros)  todavía siguen existiendo o porque los temas o asuntos que expone o denuncia ahora se hayan multiplicado por mil (la especulación inmobiliaria, el abuso de poder, las dos Españas) sino por su evidente vocación experimental o vanguardista. Este aspecto me  interesó mucho más que el componente más o menos sociológico o político, a priori más atractivo o motivador. Esto aun reconociendo su interés no me resultó tan impactante como la manera que tiene de narrar De la Rosa, que en dónde se encuentra la verdadera belleza de esta novela y que se manifiesta principalmente en un cuidado uso del lenguaje y en el empleo de una técnica descriptiva que podemos catalogar como telegráfica. En ese sentido, merece la pena destacar el primer capítulo en el que un típico día de playa en los años 70 se nos describe a través de frases muy cortas separadas por signos de puntuación y a pesar de eso podemos imaginar perfectamente en nuestra mente el paisaje playero y las diversos conflictos que se van sucediendo a lo largo de la mañana: coches que no encuentran aparcamiento, autobuses repletos de viajeros, el ambiente del chiringuito…

Pero lo descriptivo no se queda sólo en lo externo del paisaje y de los personajes sino que también se ocupa de sus pensamientos, temores, recuerdos, obsesiones. Por lo tanto, lo externo y lo interno se entremezclan en una simbiosis perfecta. De este modo el texto consigue trasmitir sensaciones muy diversas al lector que van desde el calor agobiante del ambiente hasta la angustía, la claustrofobia, el odio, la envidia… que pueden sentir cada uno de los personajes en un momento dado.

(C) Joseph B Macgregor

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: