Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 24/05/11

NOTA DE PRENSA DE LA EDITORIAL

 

OPINIÓN DE JOSEPH B MACGREGOR

Resulta muy reconfortante para mí como lector (…y una suerte!!!) encontrarme con una novela como Lucía o la fragilidad de las fuertes repleta de seres humanos, de carne y hueso, que uno los percibe como tremendamente vivos, muy auténticos, muy de verdad.

Es cierto que el tema central de la historia – el retorno de una mujer, la periodista Lucía Serra,  tras su divorcio a su localidad de origen, en este caso Valencia y sus alrededores, y su reencuentro con amigas, ex -amante y familiares –me trasmitió una incómoda sensación de Déjà vu, de algo ya visto en demasiadas ocasiones tanto en literatura como en cine. El punto de partida no me pareció demasiado original ni estimulante. Lo que sucede es que María García-Lliberós cuenta tan bien su historia que pronto las objeciones previas quedaron atrás y simplemente me dejé conquistar por las peripecias de esta mujer llamada Lucía cuyo retorno a sus raíces le sirve como punto de inflexión en su vida, en el cual hacer un poco balance de todo: cambiar aquello que ya no le satisface y cortar o eliminar lastres o aspectos que le impiden avanzar o ser feliz. De alguna forma, se trata de un viaje de reconciliación no sólo con sus seres más cercanos o queridos sino sobre todo consigo misma.

 De María García-Lliberós leí hace algún tiempo uno de sus mejores libros, Babas de Caracol, del que guardo un buen recuerdo aunque pienso que Lucía o la fragilidad de las fuertes me ha convencido mucho más, me ha dejado mejor sabor de boca. No es que el otro libro me pareciera mal. En absoluto. Me gustó bastante pero en términos considero esta última novela mucho mejor acabada, más redonda.

Pienso que muchas personas (no hablo sólo de mujeres) pueden sentirse bastante identificadas con la mayor parte de experiencias, situaciones, reflexiones o peripecias por la que pasa la protagonista ya que, como señalé al principio de la reseña, son todas muy reales y fácilmente reconocibles por todos. En ese sentido, la autora acierta a la hora de describir una sociedad provinciana, bastante cerrada de miras, y en la que saber guardar las apariencias y el qué dirán está a la orden del día.

Aunque la trama está ambientada a comienzos de los años 90, pienso que todavía existen muchas mujeres separadas que pueden experimentar la misma desazón o idénticos problemas a los que debe enfrentarse la protagonista de la historia. Lucía se siente bastante desubicada, como fuera de lugar y muy desencantada de todo y con todos. Sin embargo, conforme avanza la novela, ella misma, con la ayuda de algunos seres cercanos, irá descubriendo aspectos ocultos o ignorados que desconocía sobre sí misma. Es entonces cuando comenzará a verlo todo mucho más claro; sus dudas se irán despejando y su esperanza de qué es posible empezar de nuevo se hará mucho mayor. De ese modo, finalmente conseguirá la reconciliación consigo misma y, lo más importante, con su propia existencia y podrá caminar con rumbo nuevo porque ya sabe quién es y dónde quiere estar.

JOSEPH B MACGREGOR

Anuncios

Read Full Post »

NOTA DE PRENSA DE LA EDITORIAL

OPINIÓN DE JOSEPH B MACGREGOR

Daniela, Luna Nueva es el tercer título protagonizado por el personaje creado por la escritora granadina Sonia Ruiz en el año 2008, aparecido por primera vez en  Daniela. ¿Qué he hecho yo para merecer esta familia?

Sin embargo, no será hasta la publicación de Daniela en cuarto menguante (Arcopress, 2009), segundo título de la serie, que las aventuras de esta joven snob, ultramegapija, coqueta y enamoradiza alcanzaran una mayor popularidad. A esto ayudó sobre todo a su presencia en diferentes blogs, presuntamente “auto-confesionales” (El mundo de DanielaAtrapando a Daniela o Querida Claudia Consultorio) en los cuáles Daniela (y también su hermana Claudia) comparte con sus seguidores o fans todas sus peripecias cotidianas (en el caso de Querida Claudia Consultorio estaríamos hablando de un consultorio sentimental en toda regla). Podemos considerar por tanto la existencia de un Universo Daniela que cuenta además con muchos fans – no sólo femeninos –  que interactúan con ella como si de una chica real, de carne y hueso, se tratase. Por lo tanto, Daniela es de esos personajes literarios o ficticios que han terminado siendo más famosos o célebres que su propia creadora.

Daniela, Luna Nueva posee elementos de comedia clásica americana, de esas películas sentimentales y locas donde la mujer llevaba la voz cantante y movían cielos y tierras por conquistar a su hombre (lo que los entendidos llamaron screwball comedy) como La Fiera de mi niña, Los caballeros las prefieren rubias o Su juego favorito todas ellas firmadas por Howards Hawks, la serie de films protagonizados por el dúo Doris Day &  Rock Hudson (Confidencias a Medianoche, Pijama para dos o No me mandes flores) o la alta comedia que practicaron con maestría realizadores como George Cukor (Historias de Filadelfia o Vivir para Gozar, 1938) y Jean Negulesco (Cómo casarse con un millonario).  Pero esto sería tan sólo a nivel de personajes o situaciones porque argumentalmente funciona como una suerte de parodia de aquellos films ambientados en la selva que sabían mezclar con gran acierto romanticismo o drama con aventura y exotismo; estoy hablando de títulos como Mogambo, Pasión en la selva, Las nieves del Kilimanjaro o Las minas del Rey Salomón o la interminable lista de películas protagonizadas por Tarzán.

En ese sentido, se trata de una historia repleta de situaciones absurdas, surrealistas, tontorronas, alocadas y desmadradas. Los personajes son claramente caricaturescos y casi siempre son descritos a través de la mirada de Daniela, que aunque no llega al grado de autismo de su hermana Claudia, parece que no se entera de nada y vive continuamente en “Los mundos de Yupi”.

Hay ocasiones en las que se nos ofrece la visión que sobre un mismo suceso tienen otros personajes, aparte del dúo protagonista (Daniela y Claudia). Así, por ejemplo, la “trágica” anécdota del accidente en la piscina adquiere matices cada vez más divertidos conforme cada uno de los protagonistas del suceso nos ofrece su propia versión de los hechos. De igual modo, toda la primera parte de la novela, en la que se nos describen las peripecias de las dos hermanas en un tour presuntamente de lujo por tierras marroquíes no puede ser más descacharrante.

Las novelas de humor no gozan por lo general de buena prensa entre los aficionados a la lectura. Se consideran un subgénero o como un mero divertimento pasajero al que no hay que dar mayor importancia. A no ser que te llames Eduardo Mendoza o Juan José Millás, por citar dos ejemplos que se me vienen en estos momentos a la cabeza, no se le suele dar demasiado mérito a aquellos autores que optan por la comedia como género favorito. Encontrarme con una novela tan divertida como Daniela, Luna Nueva, repleta de tan buenos momentos lo considero un regalo como lector ya que no sólo me motiva a esbozar la sonrisa cómplice sino también algo mucho más difícil de conseguir: que ría hasta la carcajada ruidosa, hasta toser de risa o hasta llorar de risa incluso.

JOSEPH B MACGREGOR

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: