Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 28 febrero 2012

La invención de Hugo Cabret. LIJ (A partir de 10-12 años)

(The invention of Hugo Cabret)

Brian Selznick

Ediciones SM

Ilustraciones de Brian Selznick

Traducción del inglés: Xohana Bastida

Año de publicación: 2006

Primera edición en SM: 2008

©Brian Selznick, 2007

© Ediciones SM, 2007

Género: Juvenil

ISBN: 978-84-672-2830-4

Páginas: 534

 Página Web oficial de la novela

Argumento

 Hugo Cabret acostumbrado a sobrevivir en la estación de tren de París – desde que su tío, relojero de la estación, desapareciera sin explicación alguna, dejándolo solo – intenta arreglar el mecanismo de un pequeño autómata que encontró fortuitamente. Para ello, roba juguetes mecánicos de la juguetería de la estación pero pronto es descubierto por el viejo juguetero y por su sobrina.

 

Opinión

 Quizá lo que me resulta más llamativo de este libro es el diseño, el modo en como está planteado y estructurado narrativamente: las ilustraciones no sirven como mero apoyo a la historia sino que forman parte activa de ella haciéndola avanzar mediante la utilización de técnicas cinematográficas: el montaje de secuencias, el plano general y medio, el primer plano, el zoom, etc. Y esto no es algo gratuito sino que parece profundamente ligado con el objetivo fundamental (aunque no el único) de Brian Selznick, su autor, que no es otro que hacer un pequeño homenaje a los comienzos del cine y en especial a la figura de Georges Melies, un mago genial que fue el primero en describir las inmensas posibilidades del cine como espectáculo.

Pero pienso que La Invención de Hugo Cabret es también un relato que mezcla elementos claramente dickensianos – Hugo Cabret, el juguetero y su sobrina, la estación… – con otros que entroncan con algunos cuentos de Hoffman (Los autómatas) o con la literatura fantástica más clásica. Por eso, pienso que me ha llenado tanto la lectura de esta novela. No sólo por la originalidad de unir lenguaje literario con cinematográfico sino también por que la profunda enjundia de la historia: interesante, entretenida y – sobre todo en los últimos capítulos –  hasta entrañable o conmovedora.

© Joseph B Macgregor

Reseña publicada en el año 2008 en ANIKA ENTRE LIBROS

Read Full Post »

FICHA DE LA EDICIONES EVOHÉ

OPINIÓN DE JOSEPH B MACGREGOR

En El Patio Dormido, Mª José Galván, la autora, parte de un trágico suceso – la muerte accidental de un joven – para describirnos a una serie de personajes – el amplio vecindario que comparte el patio interior en el cual se produjo el accidente – que conforman una suerte de colmena humana, cada uno con sus vidas, problemas e inquietudes. Nos encontramos, por tanto, con una historia marcadamente coral aunque existan algunos personajes que poseen más peso específico en el desarrollo de la trama, mientras que otros adoptan una posición más secundaria o puramente testimonial.

De todos ellos, la que acapara en realidad mayor interés -pienso que es en realidad la protagonista de la historia-  es Amalia, un solterona que vive pendiente (y anulada) por su tiránica madre, tímida y a la que se le hace un mundo cuando la eligen como presidenta de su comunidad. Las distintos bloques de vecinos que rodean el patio donde sucedió la muerte del muchacho han sido denunciadas por los padres de éste y el de Amalia también. Por ello, se verá obligada a solventar este conflicto, de manera que sus vecinos queden satisfechos, empeño que no resultará nada sencillo o fácil ni para ella ni para los presidentes de las comunidades de vecinos de los otros bloques.

Cada una de las comunidades implicadas en el asunto intentarán resolver el problema a su manera y con estrategias diferentes, sin contar una con la otra; es decir lo que sucede en realidad es que nadie quiere hacerse responsable del asunto y lo que buscan es salir del embrollo lo antes posible y sin soltar un duro, aunque para ello haya que dejar a un lado la ética o incluso haya quien sugiera el utilizar los medios de comunicación para darle una vuelta de tuerca al asunto en su beneficio. De ese modo, la autora nos presenta a un microcosmos reconocible por todos en el cuál cada uno va a lo suyo, no existe la solidaridad y en el cuál cada uno busca defender sus intereses personales por encima de los de la mayoría. Como consecuencia, El Patio Dormido puede ser entendido como una fábula sobre la situación política no sólo de nuestro país sino del mundo en general… ¿Una visión pesimista o realista?, esto lo dejo a criterio de cada lector.

La novela posee varias cualidades interesantes: un buen dominio de los diálogos, frescos y muy auténticos, y la descripción de los personajes no sólo por lo que hacen sino también por sus hechos. Además, el texto posee un prosa muy cuidada y una narración muy currada. La autora describe como el accidente mortal del muchacho repercute en cada una de las comunidades de vecinos que rodean el patio y por tanto se intuye una enorme  esfuerzo de su parte para dar a un gran número de personajes su lugar y su sitio a lo largo de la historia.

No consigue sin embargo, desde mi punto de vista, que todos ellos , así como sus vidas, nos resulten interesantes o motivadores por igual. Por otro lado, como consecuencia de todo lo anterior, la narración se me antojaba como detenida en un punto, y sentía que avanzaba muy lentamente, quedando con frecuencia el conflicto que sustenta la trama como en un segundo plano.  Por ejemplo, las discusiones en las diferentes juntas vecinales llegan a cansar bastante, una buena nuestra de como la narración se torna en ocasiones algo plomiza o resulta en general poco ágil Pienso, por tanto, que no existe un equilibrio entre la excelente descripción de ese microcosmos humano – en el que con frecuencia sobresalen más las vidas de los vecinos, sus problemas o zozobras –  y el avance de la solución del conflicto que sustenta la trama, que resulta quizá más interesante pero que se alarga en el tiempo innecesariamente y que no avanza con la agilidad que una historia como ésta exigía.

JOSEPH B MACGREGOR

Read Full Post »

En los últimos meses, <<laPágina>> Ediciones, pequeña editorial canaria,  ha iniciado una nueva colección literaria que lleva por nombre SýnoroS, y que reúne obras narrativas de género negro o policiaco firmadas por autores contemporáneos de nuestro país. De igual modo, se ocupa de publicar guiones cinematográficos cuyo argumento está relacionado con el crimen y que fueron firmados y /o dirigidos por realizadores de culto o vanguardistas como Pedro Beltrán, Fernando Fernán Gómez o Paco Regueiro. Hasta la fecha, se han publicado los siguientes títulos:

  • El juego de los niños, Juan José Plans (Ver Reseña en este mismo blog)
  • Erich el zurdo, Domingo-Luis Hernández
  • Llueve sobre La Habana, José Luis Muñoz
  • El extraño viaje, Pedro Beltrán (Ver Reseña en este mismo blog)
  • Duerme, duerme, mi amor, Francisco Regueiro, Manuel Ruiz-Castillo y Esmeralda Adam (Ver Reseña en este mismo blog)

En esta reseña analizaremos los dos títulos que quedaban por comentar: Llueve sobre la Habana de José Luis Muñoz y Erich el Zurdo de Domingo-Luis Hernández.

Llueve sobre La Habana

José Luis Muñoz

OPINIÓN DE JOSEPH B MACGREGOR

Desde mi punto de vista, nos encontramos con la mejor novela escrita hasta la fecha de José Luis Muñoz o al menos la más redonda, la que más me ha convencido de todas las que he leído de este autor, bastante honesto en todo lo que escribe – nunca nos da gato por liebre –  y que merece la pena siempre leer.

Se trata, en esta ocasión, de un thriller ambientado en La Habana que funciona perfectamente como novela negra o policiaca de esquema clásico, pero también como una suerte de documento social y político acerca de la penosa situación que padecen los cubanos como consecuencia de la dictadura castrista de Fidel. En ese sentido, tan importante es la investigación o peripecia policial como la descripción de ambientes y personajes, por lo general asociados al lumpen y la prostitución; en definitiva, supervivientes de todo tipo o pelaje, cuyas actitudes, maneras de pensar o decisiones, equivocadas o no, surgen como una necesidad imperiosa de sobrevivir a toda costa. En ese sentido, pienso que el retrato que hace el autor sobre la situación cubana resulta bastante veraz y convincente, a la par que riguroso y objetivo.

Toda la acción de la trama recae sobre Rodríguez Pachón, un peculiar instructor de policía, putero y cinéfilo y sin embargo voluntarioso y eficaz, que se convierte en la estrella de la función y con quién el lector entra enseguida en complicidad y conexión. A través de él vamos recorriendo los diferentes rincones de La Habana y conociendo a una serie de personajes con los que se relaciona y que son, como señalé anteriormente, fiel reflejo de la lamentable situación de la sociedad cubana, regida por Fidel Castro. Por lo tanto, LLueve sobre La Hábana es una novela negra pura, protagonizada por un personaje mezcla del Inspector Maigret de Simenon y el detective duro y nihilista de Raymond Chandler, que conoce perfectamente el terreno donde pisa y que trabaja por libre. Además, hace gala en todo momento de una infatigable cinefilia, lo que le permite al autor introducir constantes referencias cinematográficas a lo largo de la narración, citando títulos de películas o reproduciendo situaciones o diálogos similares a los de algunos clásicos del cine negro.

Combinada con la historia policial aparece otra de tipo sentimental, experimentada también por Rodríguez Pachón, con ecos (lejanos) de Vértigo de Hitchcock, y que tiene que ver con la doble obsesión amorosa que éste siente hacia una mujer y una jinetera que se le parece. Esta trama está perfectamente enlazada con la policiaca pero, desde mi punto de vista, de manera desigual; es decir, parece que durante gran parte de la novela la desazón sentimental que Pachón siente por esta mujer es más importante que la resolución del caso. De igual motivo, sirve como excusa para introducir bastante escenas erótico-festivas que son de agradecer y que están muy bien narradas y descritas por Muñoz, situaciones que muchos autores actuales – españoles y extranjeros – nunca suelen resolver satisfactoriamente para mi gusto.

Por último señalar, la importancia que tiene la situación política en la detención del asesino en serie, autor de varios homicidios a jóvenes jineteras, y que no puede ser detenido porque razones diplomáticas ya que es norteamericano y trabajador de la Embajada, algo realmente muy original y que impide que la acción sucede en otro lugar que no sea La Habana.

JOSEPH B MACGREGOR

 Erich el zurdo

Domingo-Luis Hernández

978-84-938521-3-9
308 páginas
14 x 23 cm.
OPINIÓN DE JOSEPH B MACGREGOR

En Erich el zurdo, Domingo-Luis Hernández toma como punto de partida un hecho criminal – el protagonista de la historia (Teodoro Raúl Sosnowsky-Quintana Pérez-Robayna) asesina a su hermano, en complicidad con su cuñada – para realizar un ejercicio de estilo literario con ecos borgianos en el que aparecen temas muy del gusto de escritor bonaerense como la culpa, la presencia del padre, la ética del crimen o el tema de la identidad (los dobles espejos); influencia que se hace patente no sólo en el ámbito temático sino también en la estructura laberíntica de la trama; denso cóctel en el que se mezcla pasado y presente, sucesos y hechos con reflexiones evocaciones y opiniones tanto de los protagonistas como de narradores ajenos.

Como consecuencia del crimen cometido, Teodoro Raúl se verá obligado a cambiar de identidad y a iniciar un largo viaje por el mundo, una tortuosa travesía al infierno de sus propios fantasmas y obsesiones, al final del cuál tampoco encontrará la redención.

Novela arriesgada y difícil que exige una complicidad previa por parte del lector que esté dispuesto a sumergirse en las bizarras peripecias de Teodoro Raúl, un sujeto tan complejo como torturado, atrapado en una trama tan sólida pero demasiado alambicada y confusa para mi gusto.

JOSEPH B MACGREGOR

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: