Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘La Página Ediciones’ Category

En los últimos meses, <<laPágina>> Ediciones, pequeña editorial canaria,  ha iniciado una nueva colección literaria que lleva por nombre SýnoroS, y que reúne obras narrativas de género negro o policiaco firmadas por autores contemporáneos de nuestro país. De igual modo, se ocupa de publicar guiones cinematográficos cuyo argumento está relacionado con el crimen y que fueron firmados y /o dirigidos por realizadores de culto o vanguardistas como Pedro Beltrán, Fernando Fernán Gómez o Paco Regueiro. Hasta la fecha, se han publicado los siguientes títulos:

  • El juego de los niños, Juan José Plans (Ver Reseña en este mismo blog)
  • Erich el zurdo, Domingo-Luis Hernández
  • Llueve sobre La Habana, José Luis Muñoz
  • El extraño viaje, Pedro Beltrán (Ver Reseña en este mismo blog)
  • Duerme, duerme, mi amor, Francisco Regueiro, Manuel Ruiz-Castillo y Esmeralda Adam (Ver Reseña en este mismo blog)

En esta reseña analizaremos los dos títulos que quedaban por comentar: Llueve sobre la Habana de José Luis Muñoz y Erich el Zurdo de Domingo-Luis Hernández.

Llueve sobre La Habana

José Luis Muñoz

OPINIÓN DE JOSEPH B MACGREGOR

Desde mi punto de vista, nos encontramos con la mejor novela escrita hasta la fecha de José Luis Muñoz o al menos la más redonda, la que más me ha convencido de todas las que he leído de este autor, bastante honesto en todo lo que escribe – nunca nos da gato por liebre –  y que merece la pena siempre leer.

Se trata, en esta ocasión, de un thriller ambientado en La Habana que funciona perfectamente como novela negra o policiaca de esquema clásico, pero también como una suerte de documento social y político acerca de la penosa situación que padecen los cubanos como consecuencia de la dictadura castrista de Fidel. En ese sentido, tan importante es la investigación o peripecia policial como la descripción de ambientes y personajes, por lo general asociados al lumpen y la prostitución; en definitiva, supervivientes de todo tipo o pelaje, cuyas actitudes, maneras de pensar o decisiones, equivocadas o no, surgen como una necesidad imperiosa de sobrevivir a toda costa. En ese sentido, pienso que el retrato que hace el autor sobre la situación cubana resulta bastante veraz y convincente, a la par que riguroso y objetivo.

Toda la acción de la trama recae sobre Rodríguez Pachón, un peculiar instructor de policía, putero y cinéfilo y sin embargo voluntarioso y eficaz, que se convierte en la estrella de la función y con quién el lector entra enseguida en complicidad y conexión. A través de él vamos recorriendo los diferentes rincones de La Habana y conociendo a una serie de personajes con los que se relaciona y que son, como señalé anteriormente, fiel reflejo de la lamentable situación de la sociedad cubana, regida por Fidel Castro. Por lo tanto, LLueve sobre La Hábana es una novela negra pura, protagonizada por un personaje mezcla del Inspector Maigret de Simenon y el detective duro y nihilista de Raymond Chandler, que conoce perfectamente el terreno donde pisa y que trabaja por libre. Además, hace gala en todo momento de una infatigable cinefilia, lo que le permite al autor introducir constantes referencias cinematográficas a lo largo de la narración, citando títulos de películas o reproduciendo situaciones o diálogos similares a los de algunos clásicos del cine negro.

Combinada con la historia policial aparece otra de tipo sentimental, experimentada también por Rodríguez Pachón, con ecos (lejanos) de Vértigo de Hitchcock, y que tiene que ver con la doble obsesión amorosa que éste siente hacia una mujer y una jinetera que se le parece. Esta trama está perfectamente enlazada con la policiaca pero, desde mi punto de vista, de manera desigual; es decir, parece que durante gran parte de la novela la desazón sentimental que Pachón siente por esta mujer es más importante que la resolución del caso. De igual motivo, sirve como excusa para introducir bastante escenas erótico-festivas que son de agradecer y que están muy bien narradas y descritas por Muñoz, situaciones que muchos autores actuales – españoles y extranjeros – nunca suelen resolver satisfactoriamente para mi gusto.

Por último señalar, la importancia que tiene la situación política en la detención del asesino en serie, autor de varios homicidios a jóvenes jineteras, y que no puede ser detenido porque razones diplomáticas ya que es norteamericano y trabajador de la Embajada, algo realmente muy original y que impide que la acción sucede en otro lugar que no sea La Habana.

JOSEPH B MACGREGOR

 Erich el zurdo

Domingo-Luis Hernández

978-84-938521-3-9
308 páginas
14 x 23 cm.
OPINIÓN DE JOSEPH B MACGREGOR

En Erich el zurdo, Domingo-Luis Hernández toma como punto de partida un hecho criminal – el protagonista de la historia (Teodoro Raúl Sosnowsky-Quintana Pérez-Robayna) asesina a su hermano, en complicidad con su cuñada – para realizar un ejercicio de estilo literario con ecos borgianos en el que aparecen temas muy del gusto de escritor bonaerense como la culpa, la presencia del padre, la ética del crimen o el tema de la identidad (los dobles espejos); influencia que se hace patente no sólo en el ámbito temático sino también en la estructura laberíntica de la trama; denso cóctel en el que se mezcla pasado y presente, sucesos y hechos con reflexiones evocaciones y opiniones tanto de los protagonistas como de narradores ajenos.

Como consecuencia del crimen cometido, Teodoro Raúl se verá obligado a cambiar de identidad y a iniciar un largo viaje por el mundo, una tortuosa travesía al infierno de sus propios fantasmas y obsesiones, al final del cuál tampoco encontrará la redención.

Novela arriesgada y difícil que exige una complicidad previa por parte del lector que esté dispuesto a sumergirse en las bizarras peripecias de Teodoro Raúl, un sujeto tan complejo como torturado, atrapado en una trama tan sólida pero demasiado alambicada y confusa para mi gusto.

JOSEPH B MACGREGOR

Anuncios

Read Full Post »

En los últimos meses, <<laPágina>> Ediciones, pequeña editorial canaria,  ha iniciado una nueva colección literaria que lleva por nombre SýnoroS, y que reúne obras narrativas de género negro o policiaco firmadas por autores contemporáneos de nuestro país. De igual modo, se ocupa de publicar guiones cinematográficos cuyo argumento está relacionado con el crimen y que fueron firmados y /o dirigidos por realizadores de culto o vanguardistas como Pedro Beltrán, Fernando Fernán Gómez o Paco Regueiro. Hasta la fecha, se han publicado los siguientes títulos:

  • El juego de los niños, Juan José Plans
  • Erich el zurdo, Domingo-Luis Hernández
  • Llueve sobre La Habana, José Luis Muñoz
  • El extraño viaje, Pedro Beltrán (Ver Reseña en este mismo blog)
  • Duerme, duerme, mi amor, Francisco Regueiro, Manuel Ruiz-Castillo y Esmeralda Adam


En esta primera parte de la reseña, analizaremos dos títulos de la colección: 

OPINIÓN DE JOSEPH B MACGREGOR

La primera y única edición de El Juego de los niños de Juan José Pons data del año 1975, publicada por Sala Editorial, por lo que la recuperación de esta pequeña gran joya de la literatura de terror y/o ciencia-ficción española por parte de La Página Ediciones resulta una excelente oportunidad para que los lectores, aficionados a ambos géneros literarios, puedan disfrutar de un clásico de lectura casi obligatoria.

Juan José Pons consigue una obra muy ágil, que va directa al grano, muy bien dialogada, en la que se nos narra una historia de angustia gradual y cada más asfixiante y terrible, no apta para los fans de los finales felices.

 Aunque posteriormente la novela fue adaptada a diversos formatos – programas de radio, historia publicada en forma de serial en revistas de temática fantástica, etc. –  su argumento sirvió de inspiración para el guión de una gran cult-film de terror hispano, ¿Quién puede matar a niño?, dirigida por un Narciso Ibáñez Serrador en estado de gracia; una de esas películas absolutamente inolvidables que de vez en cuando nos da nuestro cine.  Los lectores que tengan todavía fresca en su memoria la película en cuestión, la lectura de la novela de Pons les resultará menos sorpresiva que a aquellos que no la hayan visto o no la recuerden ya que Ibáñez Serrador realizó una versión bastante fiel al original, salvo algunos detalles de poco relevantes. En todo caso, me abstendré de dar cualquier detalle sobre el argumento para no romper el suspense de la trama.

No obstante, a pesar de todo, pienso que Pons demuestra gran maestría a la hora de trasmitir sensaciones tales como la angustia y el miedo. Quizá algunos acontecimientos que suceden al comienzo de la novela no terminan de quedar bien explicados o rematados (por ejemplo, el accidente de coche y el cadáver que aparece en el asiento junto al conductor ebrio) pero la historia tiene tanta fuerza y es tan emocionante que esos pequeños detalles apenas tienen importancia una vez que terminamos la novela.

JOSEPH B MACGREGOR


OPINIÓN DE JOSEPH B MACGREGOR

Duerme, duerme mi amor es una spanish cult-movie dirigida por Francisco Regueiro en 1975 y que fue estrenada pocos meses después de la muerte del Caudillo. Se trata de una película que aparentemente adopta el formato de la típica comedia erótico-festiva española  de los 70, protagonizada por José Luis López Vázquez, uno de  los actores habituales en el género, pero que destila una mala uva y un sentido del humor muy particular que tiene poco que ver con ese tipo de cine, más comercial y dicharachero. Revisada recientemente se me antoja como un film incómodo, gris y antipático, algo sórdido y macabro, protagonizado por una serie de personajes caricaturescos y esperpénticos (impregnados de un evidente simbolismo como es el caso de la portera), a través de los cuales el director Francisco Regueiro ensaya una especie de crítica  ácida al Régimen, el cuál estaba dando ya sus últimos coletazos y, mas concretamente, a la institución del  matrimonio typical spanish, producto de cuarenta años de represión, en una España en la que todavía no existía (tardaría bastante años en legislarse) ley del divorcio.

En el libro publicado por La Página Ediciones se recoge la novelización del guión del film en cuestión, firmado por Francisco Regueiro, Manuel Ruiz-Castillo y Esmeralda Adam, y se incluyen además una serie de ensayos o estudios de diversos especialistas que analizan desde distintos puntos de vista la película original. En estos se destaca, por un lado, la labor de Regueiro como caricaturista de humor, oficio que está muy presente en su trabajo como director sobre todo en el diseño de los personajes. En otros textos, los autores tratan de desvelar los diversos mensajes o simbolismos que encierra el film o se intenta explica los diversos acontecimientos que jalonan la disparatada trama, poniendo especial énfasis en los aspectos antes comentados: el matrimonio que protagoniza la historia es el triste resultado de un país en el cuál existía una enorme carga religiosa y puritana, sobre todo en cuestiones sexuales, y en el que dos personas estaban condenadas a vivir juntas para siempre, aunque éstas no fueran ya felices. De igual modo, se destacan la influencias buñelianas  o la necesidad de analizar Duerme, duerme mi amor como  parte de una trilogía fílmica de Regueiro formada por Cartas de amor de un asesino, el film en cuestión y Las Bodas de Blanca. Como consecuencia de lo anterior, podríamos definir a Francisco Regueiro como un realizador con personalidad, que utiliza el cine como un medio para expresar sus ideas o sus inquietudes , y cuya obra cinematografía no debe de verse de forma aislada sino como parte de un todo general.

La novelización del guión nos permite comprobar algunos cambios que sufrió el texto una vez que fue llevado al cine y que se limitan a un par de escenas: una que no aparece  el film y sí en el guión (un angustioso encuentro en el ascensor entre el protagonista y la portera) y otro que no se rodó tal y como aparece en el original (la boda de los enanos), cambios que no fueron producto de la censura sino de una decisión del propio Regueiro.

JOSEPH B MACGREGOR

PD: Próximamente, la segunda parte con el resto de títulos.

Read Full Post »

OPINIÓN DE JOSEPH B MACGREGOR

Si hacemos un breve repaso por la amplia filmografía como director de ese genio del Renacimiento llamado Fernando Fernán Gómez se nos antoja tan variopinta como personal, repleta de títulos insólitos y que, con frecuencia, no tenían nada que ver con el cine que se hacía en el momento en que cada film se realizó. Por eso, junto con títulos de gran éxito y popularidad como El viaje a ninguna parte o La venganza de Don Mendo, nos encontramos también con muchas películas que se estrenaron mal o no tuvieron demasiado éxito de taquilla, transformándose con el paso de tiempo en films de culto para cinéfilos esforzados. Y hablamos no sólo los realizados durante los años 50, 60 (El malvado Carabel, La vida por delante, La vida alrededor, La vida sigue) y 70 (Bruja, más que Bruja; Cinco Tenedores) sino incluso y sobre todo de los estrenados en los últimos años de su carrera (Fuera de Juego, Siete Mil días juntos, Pesadilla para un rico). Pero si hay un film realmente raro, extravagante e insólito dentro de su filmografía ese es El Extraño Viaje, película que durante muchos años fue prácticamente imposible de ver en ningún sitio y no por problemas de censura (la Junta apenas puso reparos al guión de Pedro Beltrán) sino porque fue “secuestrada” por los propios productores del film por considerarla demasiado oscura y poco comercial.

Basada en un caso criminal real y aún sin resolver – el célebre Crimen de Mazarrón – Manuel Ruiz-Castillo y Pedro Beltrán escriben un primer tratamiento del guión. Sin embargo en realidad la principal fuente de inspiración surgió a raíz una conversación que Fernán Gómez y Beltrán mantuvieron en el café Gijón con Luis García Berlanga. En ella, éste fantaseaba con una posible solución al enigma del asesinato. Y aunque el propio Berlanga no dio mayor importancia al asunto, lo cierto es a Beltrán y a Fernán Gómez sí que les pareció una buena idea. Ante la absoluta incompatibilidad en la forma de trabajar entre Ruiz-Castillo y Pedro Beltrán, el primero decide abandonar la escritura del guión. Por lo tanto, aunque en los créditos del film aparecen los nombres de ambos como guionistas, lo cierto es que el tratamiento final del argumento fue obra absoluta de Pedro Beltrán.

Daniel María, El caso de la película imposible: El extraño viaje

La Página Ediciones

Colección Miradas

978-84-938521-8-4

212 páginas

12×22 cm

En El caso de la película imposible: El extraño viaje (La Página Ediciones, octubre 2011), Daniel María nos desvela no sólo los entresijos sobre la realización y el rodaje del film, así como de su accidentado estreno (o “no estreno), sino que también analiza, según su punto de vista, sus valores cinematográficos y desvelando por qué se trata de una película diferente, vanguardista, que aunque bebe de fuentes clásicas como Jardiel o Arniches también resulta profundamente moderna. Y lo hace con claridad y de manera amena y ágil en la mayoría de los casos, sobre todo cuando aborda anécdotas o curiosidades sobre la realización del film. De igual modo, sus conclusiones o interpretaciones sobre diversos aspectos de la trama, los personajes, escenarios o estructura argumental me parecieron muy acertados, pero no tanto cuando aborda cuestiones algo peregrinas, desde mi punto de vista,  como cuando intenta demostrar por ejemplo el carácter no esperpéntico de la película (en su opinión, nada tiene que ver con el mundo de Valle Inclán) en lo que su discurso se torna algo más denso o aburrido.

Acompaña al ensayo de Daniel María, el primer tratamiento del guión firmado por Manuel Ruiz-Castillo y Pedro Beltrán – todo un personaje – basado en una idea de Luis G. Berlanga (así reza en título del manuscrito) y que servirá al lector para conocer las pocas variaciones que sufrió el argumento por motivos de censura o por decisiones de rodaje. Este texto es una reproducción fidedigna de un original mecanografiado que el autor del libro encontró por casualidad en una librería de viejo.

De igual modo, aparecen una serie de entrevistas con personalidades relacionadas con el film en cuestión como Jesús Franco, Carlos Larrañaga, Sara Lezana, Luis Marín, todos actores en la película, y gente del equipo técnico como Luis Berraquero, ayudante de fotografía, Cristobal Halffter, compositor de la banda sonora o Cecilia Piñero, quien intervino como extra durante el rodaje.

Finaliza el libro con una amplia galería fotográfica y la ficha técnica del film.

Pedro Beltrán, El extraño viaje

La Página Ediciones

Colección Sýnoros

978-84-938521-5-3

256 páginas

Como complemento indispensable al libro anterior la misma editorial (La Página Ediciones) publica El extraño viaje de Pedro Beltrán, una versión novelada del guión final del film. Los editores piensan que reproducir un guión de cine tal y como se escribe para una pelicula podría resultar un tanto áspero o denso para los posibles lectores del libro, por lo que optan por novelarlo aun manteniendo parte de la estructura o formato del guión original.

En esta ocasión, resultan también sumamente interesante los anexos del libro: un divertido e impagable artículo en el cuál Manuel Ruiz-Castillo nos narra la tragicómica odisea de la escritura del primer guión junto a Pedro Beltrán, un personaje bohemio y vividor con un “sistema de trabajo” de lo más peculiar, absolutamente incompatible con Ruiz Castillo.

No menos valioso resulta Contra el viento, el esclarecedor y entrañable ensayo final, firmado por Luis Alegre , director en comandita junto a David Trueba del documental autoconfesional, La silla de Fernando,  auténtico testamento cinematográfico de Fernán Gómez . En dicho texto, escrito desde la admiración más absoluta,  éste nos relata la historia de su amistad con Pedro Beltrán, desvelándonos el porqué de su grandeza no sólo como artista genial y polifacético sino como persona entrañable e insustituible.

JOSEPH B MACGREGOR

Sobre Pedro Beltrán

Pedro Beltrán, torero de salón, actor, guionista, poeta…, nació en Cartagena el 20 de abril del año 1927, en una modesta familia republicana. Comenzó su carrera artística como actor. Debutó en el año 1951 en Ronda española, de Ladislao Vajda. Tres años más tarde colaboró por primera vez con Berlanga en Calabuch, a la que siguió Los jueves, milagroLas cuatro verdadesEl verdugoTamaño naturalPatrimonio NacionalLa vaquilla.

En 1964 debutó como guionista con El extraño viaje, de Fernando Fernán Gómez, con quien mantuvo una estrecha relación profesional hasta Mambrú se fue a la guerra, de 1986, por el que logró su única candidatura al Goya. En televisión, participó en producciones de la talla de Cervantes, 1980, con guión de Camilo José Cela, y dirigida por Alfonso Ungría, El pícaro (del que también fue guionista) y La huella del crimen.En 2005 la editorial Martínez Roca editó el libro-disco Burro de noria, con las voces de Gabino Diego, Imanol Arias, José Sacristán, Agustín González, Juan Echanove, Elena Anaya… La obra reúne escritos suyos que van de 1955 hasta 2002. El llamado “último bohemio” murió en Madrid el 9 de marzo de 2007.

Sobre Daniel María

 
Daniel María (Agulo, La Gomera, 1985) es escritor, actor y guionista. Ha trabajado en varios cortometrajes (CallesAgua mineralRoedores) y obras de teatro (Endanimoniado obtuvo el primer Premio de Monologuistas de Tenerife, 2006).  Codirigió, junto a Adrian Ruiz Martín, la Escuela “José Manuel Cervino” de Teatro y Cine de Arafo hasta su cierre en 2009 y ha impartido diversos talleres de interpretación. Es Secretario de Redacción de la revista la página, donde escribe artículos sobre literatura y cine. Ha publicado el poemario Hilo de cometa (La Página, 2009) y preparó la edición de El extraño viaje, de Pedro Beltrán (La Página, 2011). Ha recibido, entre otros, el Premio Internacional Jóvenes de la Macaronesia de Poesía (2005), el Premio Félix Francisco Casanova de Poesía (2007) y el Premio de Teatro de Autor de la Escuela de Teatro de S/C de La Palma (2009).

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: